“In medias res”. Museu de Puig des Molins, Ibiza. Del 18 mayo al 20 septiembre de 2015.

web-in-media

Nombrar el Puig des Molins es nombrar la dualidad de la existencia humana: la vida y la muerte.

Este fue el lugar escogido por los primeros habitantes de Ibiza para honrar la memoria de sus muertos. Celebrando aquí sus prácticas funerarias, nuestros antepasados trazaban un vínculo indisoluble entre la tierra y la memoria, entre el primer entramado urbano y su simbología trascendente. Ese vínculo ha llegado hasta nosotros.

Hoy en día -memoria de la memoria- se ubica aquí una de las instituciones más relevantes del patrimonio cultural ibicenco, el Museo del Puig des Molins. Las piezas que custodia son materia prima para la creación, la investigación o la simple contemplación de nuestro legado.

Partiendo de un silencio primitivo y esencial, las huellas de quienes nos precedieron dan lugar a una reelaboración constante, a una intensa revisión de nuestra edad y nuestro presente. Se llega así a la memoria como fuente de creación, a una nueva alianza entre el pasado más remoto y la ciudad de nuestros días.

Desde esta óptica creativa, In medias res propone una catalogación artística de este enclave a través del lenguaje fotográfico. Se reconoce así  su valor histórico y su valor monumental; pero además, se evoca y se celebra aquel tercer valor que Alois Riegl llamaba el “valor de antigüedad”, que no es otra cosa que el paso del tiempo sobre las formas arquitectónicas: su decadencia como parte de su riqueza.

La muestra la conforman tres series fotográficas que dialogan con fondos propios del museo que vieron la luz por primera vez:

La mirada simbólica / El tiempo invisible / Postales de barrio

“In medias res”


“Vivit”. Espai Cultural Es Polvorí, baluard de Santa Llúcia, Dalt Vila. Ibiza. Del 16 de enero al 5 de febrero de 2015.

NEWS_DANIEL_CASTILLA2

Esta exposición es la primera parte de un proyecto artístico doble que tiene como eje principal la muerte. A través de una serie fotográfica, el autor muestra su visión particular del poder de la imagen como pedagogía de aquello que está oculto. De una manera fiel, se relata la investigación de la representación de algunos de los artificios que nos acompañan en el ritual de la muerte.

Vivit se complementa con la segunda parte, In media res, que se exhibió en la primavera de 2015 en el marco de una exposición temporal en el Museu de la Necròpolis del Puig dels Molins d’Eivissa.

“Vivit”